El presidente de la Confederación Empresarial de la Provincia de Almería, ASEMPAL, José Cano García, ha recibido a los promotores del Mar de Ágata. En esta reunión, los responsables del parque le han dado a conocer las características del proyecto.

El presidente de ASEMPAL ha estado acompañado por la secretaria general de la Confederación, Encarnación Gil, mientras que por parte de Mar de Ágata han asistido Javier Monfort, director de BlueFloat Energy para España, así como Ainhoa Villar e Ignacio Grimaldi, también de BlueFloat.

En este primer contacto, José Cano se ha mostrado interesado en el estado del proyecto, el actual marco legal, potencia y tecnología prevista, así como en su contribución al desarrollo industrial. En este sentido, ha destacado que se trata de un proyecto con gran capacidad energética renovable y de carácter innovador.

El presidente de ASEMPAL ha señalado que trasladará a las organizaciones miembros sectoriales y territoriales de la Confederación Empresarial la información para su análisis y, en su caso, para que los promotores puedan exponer con mayor detalle el proyecto, según vaya avanzando en su tramitación.

Por su parte Javier Monfort, ha explicado las bondades de este proyecto, que se considera “el más idóneo” para la zona del Cabo de Gata, “al garantizar el pleno aprovechamiento del nudo de transición justa de Litoral con la única solución posible que no invade espacios del Parque Natural”.

Además de destacar su impacto positivo sobre la actividad económica y la generación de empleo, Monfort ha valorado los aspectos medioambientales del proyecto, señalando que la energía eólica marina es clave en la lucha contra el cambio climático y responde de forma directa a las necesidades actuales para que España culmine con éxito su transición ecológica, cuyo objetivo es la descarbonización de la economía española y la neutralidad de emisiones de gases de efecto invernadero. Cualquier otra solución en la zona que pretenda aprovechar este nudo de transición justa que ha quedado inutilizado por el cierre de la central térmica de Carboneras, ha recordado, requeriría de implantación en tierra firme, y por tanto supondría la ocupación del suelo del Parque Natural.

En todo caso, como han señalado los responsables de Mar de Ágata, el proyecto se encuentra en una fase inicial y de diálogo con el territorio, en la que se está trabajando con administraciones y comunidades locales para conseguir consenso en su definición, de forma que se beneficie al conjunto del territorio y la ciudadanía en el contexto de la sostenibilidad ambiental.