El presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Navegación y Servicios de Almería, Jerónimo Parra, ha valorado como una buena oportunidad de futuro para el desarrollo de la provincia el proyecto Mar de Ágata. En una presentación realizada en la Cámara por directivos del parque Mar de Ágata, el máximo representante de esta entidad ha sido informado sobre los pormenores de este proyecto y sobre la tecnología eólica marina flotante.

El presidente de la Cámara ha destacado la necesidad de respetar el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, señalado como “la joya” de Almería. En este sentido Javier Monfort, Country Manager para España de BlueFloat Energy, ha reiterado que la ubicación del parque eólico marino se encuentra fuera del Parque Natural tanto en su delimitación terrestre como en la marítima. De hecho, Monfort ha añadido que “Mar de Ágata es el único proyecto renovable que permitirá conectar con el nudo de Litoral sin invadir el espacio del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, al tratarse de una instalación desarrollada íntegramente en el mar que aprovecha parte de la capacidad de conexión liberada por la central térmica”, siendo compatible con el medio, como evidencia el reciente estudio paisajístico desarrollado por la compañía tecnológica Plain Concepts.

Según Javier Monfort, “al no invadir espacios del Parque Natural, tener un perfil de producción estable y generar empleo local, Mar de Ágata es un proyecto idóneo para contribuir a los objetivos de transición energética respetando el territorio y generando un impacto económico positivo. Mar de Ágata es la mejor alternativa viable a la reconversión industrial inducida por el cierre de la central térmica de Carboneras”.

Los responsables de Mar de Ágata han destacado que ésta es la iniciativa que mayor impacto puede ejercer sobre la actividad económica y la creación de empleo en la zona oriental de Almería. Concretamente, el proyecto supondría una empleabilidad directa de más de 2.000 puestos de trabajo en el conjunto de Andalucía durante la fase de construcción, de los cuales el 85% recaerían en la provincia de Almería, asociados a la fabricación de las plataformas flotantes, y de 60 empleos directos en la fase de operación. En términos económicos, el efecto positivo sobre el PIB nacional se estima en 630 millones de euros, lo que representaría el 0,28% del PIB andaluz.

Durante la reunión se reconoció la oportunidad de Mar de Ágata de convertirse en proyecto tractor para la cadena de valor local. Con foco en el I+D+i, las actividades de ingeniería y construcción y las operaciones de logística, Mar de Ágata supondrá el fortalecimiento del tejido empresarial local con el objetivo de alcanzar su especialización en las tareas de construcción, ejecución y mantenimiento de futuros parques eólicos marinos flotantes, contribuyendo así a dar respuesta a la demanda proyectada solo en el Mar Mediterráneo de más de 70 GW de tecnología eólica marina flotante (más de 230 parques comparables a Mar de Ágata) en los próximos años.

En este sentido, el presidente de la Cámara de Comercio fue informado de la doble línea de colaboración que se viene desarrollando con la empresa almeriense Caldererías Indálicas para la fabricación, de forma local, de las estructuras flotantes, aprovechando sus capacidades técnicas, y para el suministro de energía eléctrica para la planta de Hidrógeno Verde que Caldererías Indálicas está desarrollando.

En todo caso, como han señalado los responsables de Mar de Ágata, el proyecto se encuentra en una fase inicial y de diálogo, en la que se está trabajando con administraciones y comunidades locales para conseguir consenso en su definición, de forma que se beneficie al conjunto del territorio y la ciudadanía en el contexto de la sostenibilidad ambiental.