En 2020 las energías renovables superaron por primera vez a los combustibles fósiles: fueron la principal fuente de energía y cubrieron un 38% del consumo eléctrico de los europeos. Aunque todavía la siguen eclipsando los parques eólicos terrestres, la energía eólica marina ya se está haciendo notar. En 2020, Europa aumentó la capacidad eólica marina en 2,9 GW, y en la actualidad cuenta con más de 5.000 aerogeneradores en su litoral, que suman 25 GW de potencia instalada y se distribuyen por doce países. Sin embargo, esto sigue estando muy lejos de las ambiciones de la UE, que quiere sobrepasar los 60 GW para 2030 y llegar a los 300 GW para 2050. La Comisión Europea quiere que la cuota de la eólica marina en el mercado eléctrico pase del 3% actual hasta el 15% en 2030 y hasta el 30% a mediados de siglo.

Más información