SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA

El proyecto Parque Eólico Mar de Ágata representa una oportunidad única para Almería y su provincia para contribuir al cumplimiento de los objetivos de transición energética en Andalucía, que prevén instalar un mínimo de 25.650 megavatios (MW) de energías renovables hasta 2030.

Su capacidad de generación de 300 MW permitiría cubrir una alta demanda de electricidad sin recurrir a fuentes contaminantes, evitando la emisión de hasta 12 millones de toneladas de CO2 durante la vida útil del parque, estimada en 30 años.

28 %

Con su producción, cubriría el 28 % del consumo eléctrico actual de la provincia de Almería

+59 %

Aumentaría en un 59 % la capacidad en energía eólica en la provincia de Almería

+8,6 %

Incrementaría en un 8,6 % la potencia instalada total en energía eólica en Andalucía

1,6 %

Implicaría un 1,6% de la capacidad renovable necesaria para el cumplimiento de los objetivos de transición energética en Andalucía

El punto de evacuación previsto, la subestación eléctrica de “Litoral”, de 400 kV, situada en Carboneras, se localizará a unos 15 kilómetros de la ubicación del parque, por lo que el proyecto no contempla el desarrollo de una subestación offshore de transformación para elevar la tensión de los cables submarinos. Este nudo de transición justa proporcionará acceso de evacuación a la red de transporte de energía eléctrica sólo a las instalaciones que generen la energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables.

En definitiva, la nueva instalación permitirá el aprovisionamiento energético en la zona con una energía verde, renovable e ilimitada, lo que contribuirá a un mayor fortalecimiento y diversificación de la oferta energética.

SOSTENIBILIDAD MEDIOAMBIENTAL

El parque se ubicará a más de 15 km de los principales miradores del Cabo de Gata (La Amatista y La Isleta del Moro). Asimismo se localiza a casi 10 km de Aguamarga y a casi 12 km de Las Negras. Se propone la zona más al norte dentro de la zona propuesta por los POEM (LEBA-1) con objeto de distanciarse de las zonas de mayor valor paisajístico así como de las zonas protegidas. Una zona idónea por sus condiciones de viento, su compatibilidad con las actividades pesqueras y náuticas, y por su ubicación fuera del espacio natural protegido, el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

Dicha zona se engloba dentro de una zona identificada por los borradores de los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM) como “área de alto potencial para la energía eólica marina (ZAPER) LEBA-1”.

Puede obtener más información acerca de los elementos del mapa haciendo clic sobre ellos

La definición del emplazamiento ha requerido una rigurosa labor de estudio con implicaciones en diversos aspectos técnicos y ambientales: recurso eólico, disponibilidad de conexiones eléctricas con capacidad, figuras de protección medioambiental, pesca, profundidades, geomorfología de los fondos, oleaje, tráfico marítimo, navegación aérea y servidumbres del Ministerio de Defensa.

El Parque Mar de Ágata es respetuoso con la actividad pesquera y náutica. Se ha tenido muy en cuenta la localización de los caladeros y las áreas donde faenan las principales flotas pesqueras de la zona, ubicadas en los puertos de Almería, Carboneras y Garrucha, minimizando el posible impacto que la instalación pueda tener sobre la actividad pesquera.

Su tecnología y sistema flotante minimizan el impacto en el ecosistema marino al no utilizar estructuras fijas cimentadas en el fondo. El parque, con una extensión aproximada de 70 kilómetros cuadrados, prevé la dotación de 20 aerogeneradores de tecnología flotante, que favorece una construcción más segura y controlada y respetuosa con los fondos marinos.

El Parque Eólico Marino Flotante Ágata es respetuoso con el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, así como los corredores de cetáceos y las vías migratorias de aves. El proyecto prevé aplicar las mejores prácticas internacionales con el objetivo de que el proyecto influya positivamente sobre el mantenimiento de la biodiversidad. Asimismo, se estudiarán la creación de hábitats artificiales que favorecerá la regeneración del ecosistema marino y su biodiversidad.

En lo que respecta al tráfico marítimo, el proyecto queda fuera del ámbito de actuación de las zonas de paso de las rutas de los buques que entran o salen del Mediterráneo a través del Estrecho de Gibraltar.

SOSTENIBILIDAD ECONÓMICA Y SOCIAL

El Parque Mar de Ágata supondrá una oportunidad para la reconversión de la actividad económica de la provincia de Almería, que generará puestos de trabajo directos e indirectos durante la construcción, operación y mantenimiento del parque. Se estima que un 50 % de los puestos de trabajo directos podrían generarse en Andalucía, puesto que buena parte del empleo asociado a la fabricación de plataformas y todos los trabajos auxiliares requeridos podría recaer sobre instalaciones localizadas en la Comunidad andaluza.

3.750

Se estima la creación de 3.750 puestos de trabajo directos durante las fases de construcción y desmantelamiento

3.750

Se estima la creación de 3.750 puestos de trabajo indirectos durante las fases de construcción y desmantelamiento

7.500

La estimación es de 7.500 empleos generados en total durante las fases de construcción y desmantelamiento

Según WindEurope, la patronal europea del sector eólico, el efecto que el proyecto podría tener sobre el PIB nacional se estima en 630 millones de euros. En el caso de Andalucía, su contribución al PIB representaría el 0,28 %.

0 M€
Efecto estimado del proyecto sobre el PIB nacional
0 %
Contribución estimada al PIB andaluz

El Parque Mar de Ágata podría favorecer el fortalecimiento de una cadena de valor de proveedores formada por empresas de la región, con foco en la I+D+i, la ingeniería, la gestión de proyectos y la gestión de compras, tanto en la fase de construcción como en la fase de explotación, posicionando a Andalucía en el mercado internacional de las energías renovables, y generando valor económico a largo plazo.

Mar de Ágata supone también una gran oportunidad para el desarrollo de sinergias con otras iniciativas energéticas y productivas de su entorno. Es el caso de la planta de hidrógeno verde promovida por Caldererías Indálicas en el Puerto de Carboneras, con la que se han llevado a cabo contactos que repercutirán de forma favorable en sendos proyectos: en el caso de Caldererías Indálicas, con el aprovisionamiento de energía generada en el parque eólico para cubrir su demanda eléctrica; y en el caso de Mar de Ágata, para aprovechar las capacidades técnicas e instalaciones de Caldererías Indálicas en el proceso de fabricación.

SABER MÁS

Totalmente integrado en la provincia de Almería, Parque Mar de Ágata estará abierto a la participación de las personas y empresas del territorio que quieran invertir en el proyecto.