El Cabo de Gata es una de las localizaciones de la costa andaluza en el que resulta viable explotar el recurso eólico marino, tanto por las características batimétricas del fondo marino como por las condiciones de viento. La zona se ha seleccionado teniendo en cuenta la compatibilidad con la zonificación eólica marina vigente, según el “Estudio Estratégico del Litoral Española para la Instalación de Parques Eólicos Marinos” y la nueva zonificación definida en los recientes Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM), cuyo borrador ha sido sometido a audiencia e información pública por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) en junio de 2021.

La zona en la que se ubica el Parque Eólico Marino Mar de Ágata se engloba dentro de una zona identificada por los borradores de los POEM como “área de alto potencial”, en concreto, en la zona definida como “zona de alto potencial para la energía eólica marina (ZAPER) LEBA-1”.

La definición del emplazamiento ha requerido una rigurosa labor de estudio con implicaciones en diversos aspectos técnicos y ambientales: recurso eólico, disponibilidad de conexiones eléctricas con capacidad, figuras de protección medioambiental, pesca, profundidades, geomorfología de los fondos, oleaje, tráfico marítimo, navegación aérea y servidumbres del Ministerio de Defensa.